LA CINTA BLANCA

Diciembre 31, 2011

Queridos Amigos, os dedico con todo mi cariño esta poesía que he escrito desde el corazón para todos vosotros.

Os deseo lo mejor para el Nuevo Amanecer.

Feliz 2012!!


Manejando mis horas,
sin pausa ni descanso,
miro al Mañana temiendo
no poder llegar a todo.

La luz me ilumina
percibo el final del trayecto…
Debo cambiar de parada
pero la incertidumbre pesa.

Me digo a mi misma
“solo quedan horas”!…
Y el miedo me invade
columpiándose en mi prisa.

Pido fuerzas al Cielo,
cuando siento con sorpresa
la apresurada llamada
de la Cinta Blanca.

Anulada por el cansancio
observo con extrañeza
y me pregunto angustiada..
De dónde surgió la voz?


Busco desconcertada!
Frente a mi no hay nada!


Solo una tenue luz
que asoma frente a mis ojos
anunciando un tímido amanecer
al que aún no conozco.

Distraída de prisas y problemas
por la llamada de la Cinta Blanca
escucho una risa traviesa,
lejana y próxima a la vez.

El calor invade mi espalda..
Necesito mirar otra vez tras de mi!
cuando por fin veo…
a mi Cinta Blanca.

Hermosa y brillante..
De blanco impoluto
sonríe benévola
me habla con la mirada.

Dice que no quiere ser olvidada..
Que eso es algo que no me debo permitir.
Advierte que recuerdos y superación
van juntos de la mano.

Promete que si así actúo
los temores a ese Nuevo Amanecer
que aún está por escribir
pasarán de largo y no se fijarán en mi.

Pienso y me digo en silencio…
Si ya casi no recuerdo!..
Hay tanto vivido y sufrido..
Tanto cansancio y camino andado…

La Cinta Blanca  amable sonríe..
mirada al suelo y cabeza agachada
con gesto de despedida
me regala mis perdidos recuerdos.

Abriendo los brazos anuncia su retirada
extendiendo su brillante manto
mientras camina hacia atrás
Siento el resurgir de lo olvidado.

Manto abierto y desplegado
que advierte movimiento
cuando sinuosas lineas señalan
la base de la felicidad del Ser.


Fe, Amor, Positividad, Fuerza y Entrega.
Las cinco bases que no debo olvidar.

 

Mi angustia desaparece…
Sigo prestando atención
porque necesito salvar de mi mente
lo que el tiempo archivó.

Comienza a dibujarse en la Cinta Blanca
el baile de las notas que parpadean
felices, radiantes y llenas de vida
en el pentagrama de mi vida.

Cada uno de vosotros,
con vuestras caras y formas
me disteis movimiento
aportando luz y alegría a mis días.

Siluetas e imágenes
Maestros de Vida
me llevasteis de la mano
por el camino de mi Cinta Blanca.

No pedisteis nada a cambio
Amigos y Compañeros
satisfechos siempre
al dar , compartir, ayudar generosamente.

Escucho la Distancia…
Del silencio llegan voces!
Las que guiaron mis torpes pasos
por mi Cinta Blanca.

Gratas notas musicales
que surgís de mi memoria
reavivando los recuerdos,
que creí perder para siempre.

Murmullos y risas
consejos y lágrimas
sonidos de otros días
que pronto quedarán atrás.

Pero la Cinta Blanca
no permite olvidos
y ahora estoy feliz y sin miedos
porque se que seguiremos juntos,
despidiendo al Viejo Año
y saludando al Nuevo Amanecer
que volveremos a escribir juntos.

Artemisa.

31 de Diciembre del 2011.

Artemisaforo

Comments are closed.